martes, 20 de diciembre de 2011

10 errores que un emprendedor debe evitar

Cuando el emprendedor toma la decisión de poner en marcha su proyecto muchas veces lo hace sin detenerse a pensar y evaluar detenidamente cómo lo hará, con el tiempo y la gestión cotidiana, el emprendimiento se le viene encima sin saber qué hacer o cómo, encontrándose en un momento de ahogo y estrés.

Aquí listamos algunos errores que deben evitar:
  1. Plan de negocio incompleto o sin confeccionar: el plan es importante para saber a priori si la idea de negocio es factible. Muchos emprendedores no lo hacen o lo hacen sin un verdadero análisis objetivo.
  2. Falta de investigación de mercado: comenzar sin tener claro quién es el cliente pensando que puede “ser cualquiera” es el error más grande que lamentablemente he visto y mucho. Definir quién es nuestro cliente, estudiar cómo compra, cuándo, por qué, dónde, nos dará una cabal idea de cómo agregar valor. Por otro lado, estudiar a la competencia y su relación con el cliente objetivo, posibilita generar ventajas competitivas.
  3. Falta o inadecuada estrategia de marketing: antes de comenzar es muy importante definir cuál será la identidad del negocio (marca) y con qué herramientas y estrategia de comunicación se saldrá al mercado: web, blog, redes sociales, publicidad, etc.
  4. Registro de marca: muchos emprendedores no lo consideran importante, o, lo dejan para después. Después, muchas veces es tarde, sobre todo, si el negocio funciona.
  5. Impuestos: evaluar cuáles son las opciones jurídicas e impositivas es fundamental, ya que a cada negocio le corresponde o le beneficia una determinada opción. Pensar sólo en el monotributo es un error muy común. Es importante informarse sobre las diferentes opciones para salir al mercado y alinearse con la estrategia de negocio. Además, es importante contemplar los ingresos brutos que muchas veces brillan por su ausencia.
  6. Equipo de trabajo: comenzar con amigos y/o familiares es algo común, se conocen y hay afecto de por medio, pero, negocios son negocios. Sea con quien sea que se decida llevar adelante el proyecto es importante poner por escrito (convenio, contrato, carta de intención) qué funciones cumplirá cada uno, sin dejar ningún detalle al azar.
  7. Plan económico-financiero: no hablemos de su falta de confección (muy común). Es vital proyectar y evaluar todos los números del proyecto, y, sobre todo, prepararse para un mínimo de 6 meses sin ingresos, o con pocos ingresos. ¿Quién o cómo se asumirán los pagos?
  8. Siguiendo con el punto anterior: hay que considerar el sueldo de todos los involucrados. Ya que el “punto de equilibrio” (el momento en que los ingresos igualan a los costos) debe ser el primer objetivo a alcanzar y si el emprendedor no considera su sueldo, pronto pensará que es mucho esfuerzo por nada.
  9. La caja del negocio no es el bolsillo del emprendedor: generalmente todo se mezcla, y, el emprendedor termina por confundirse y no saber si está ganando o perdiendo. Es mejor registrar todo y llevar las cuentas por separado.
  10. En lineamiento con lo anterior, es verdad que no puede separarse la vida personal de la laboral, no es ni una ni otra, somos personas y todo es un conjunto pero es importante poner un horario laboral, y tratar de cumplirlo, sabiendo que si se excede el horario es un extra (y que sea por temas extraordinarios) para que no se haga habitual. Organizar los tiempos ayuda a tener una mejor calidad de vida.
Estos errores son los más comunes y, por experiencia, arreglar siempre es más caro que evaluar y actuar anticipadamente.

Éxitos!!!

martes, 13 de diciembre de 2011

Sos emprendedor? Te damos una oportunidad para ofrecer tus productos/servicios

Desde Decidí emprender queremos ayudarte a promocionar lo que hacés y vamos a crear una lista con los diferentes emprendedores que ofrecen productos/servicios.

Condiciones para que te difundamos:

1. Ser emprendedor
2. Enviarnos un mail a decidiemprender@gmail.com con nombre y apellido, mail, teléfono de contacto, web o blog (esto es para nosotros para verificar).
3. Enviarnos lo que querés que pongamos para difundirte y los datos de contacto que querés que figuren en el blog. Podés hacer promociones o descuentos especiales. Permitimos una foto por emprendedor de 600x800 pxs máximo y la frase no más de 300 caracteres.

Consejos:
  • Armá una promoción atractiva que haga que los visitantes vayan a tu sitio y/o se contacten con vos.
  • Ofrecé buenos descuentos por porcentajes o 2x1 por ejemplo.
  • Acordate que se pueden regalar vouchers también, por ejemplo, horas de spa.
  • Para servicios profesionales: se podés ofrecer como regalo horas de asesoramiento
Si te trabás y necesitás que te ayudemos a comunicarlo mejor, te ayudamos.

Una cosita más ES GRATIS. Lo vamos a difundir en nuestros blogs, facebook, twitter, linkedin, bases de datos, etc.

Nota: Decidí emprender se reserva el derecho de publicación. Ante algún error de admisión nos comunicaremos con el emprendedor para darle una oportunidad de corrección.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Estrategias de marketing para emprendedores con pocos recursos

Muchas veces el emprendedor comienza su negocio con pocos recursos o muy justos. Los mismos son empleados para la inversión inicial y la compra de materiales. Esta situación hace que el marketing quede en segundo plano y se emplee poco o nada para hacer publicidad.

Las ventas son la esencia de todo negocio, si no hay ventas no hay ingresos, si no hay ingresos no hay empresa.

Errores muy comunes son: caer en la creencia de que mi producto/servicio es tan bueno que se “venderá solo”; “abro una cuenta en facebook y listo”; imprimo muchos volantes, los reparto en la vía pública y listo...

Lamentablemente me encuentro con muchos emprendedores que se dan cuenta que no es tan fácil lograr los primeros clientes, y que, sin una estrategia definida los resultados obtenidos corresponden a un gran esfuerzo.

Te doy unos tips para que armes una estrategia de marketing:
  • Segmentá: esto es, definí quién es tu cliente, es imposible que sean “todos” (¿dijiste o escuchaste decir: “mi cliente es cualquiera que quiera mi producto o servicio”? ¡error!), es más fácil dirigir tu publicidad a un público determinado al cual, investigación mediante, ya conocés.
  • Definí tu identidad: nombre de la marca, logo, colores, fuente. ¡Imprescindible! Si es posible registrá la marca, o, al menos hacé una búsqueda para ver si está disponible.
  • Pedí también que te diseñen tarjetas y otras piezas de comunicación (plantillas, encabezados, folletos, etc.)
  • Estructurá tu página web y tu blog antes de mandarla al diseñador, o al menos comenzá con un blog. Definí bien el contenido que irás posteando, que sea lo más original posible, que haga referencia a tu producto/servicio y, sobre todo, que brinde información.
  • Creá tus perfiles en las redes sociales, cada emprendimiento utilizará un mix diferente, pero tené en cuenta que primero tenés que tener un lugar de “origen” (web-blog) para llevar el tráfico hacia tu espacio.
  • Creá promociones y descuentos para tu lanzamiento. Armá una nota de prensa para difundir el lanzamiento de tu empresa.
  • Contactá a quienes pueden publicarla y que se dirijan a tu potencial cliente. Algunos te dirán que no, pero otros, abrirán las puertas.
  • Armá una base de datos para mandar mails con información de tus productos/servicios, etc. No te preocupes, de a poco irá creciendo. En mi opinión siempre es mejor calidad que cantidad, pero cada uno con su criterio. Tené mucho cuidado con el spam.
  • Pedíle a tus contactos que te conocen que te recomienden, los primeros clientes son los más difíciles de captar, enseñales a recomendarte también.
  • Sé constante, hacé seguimiento de cada acción que hagas, respondé todos los comentarios, evaluá cuáles acciones funcionan y cuáles no, para mejorar.
  • Informáte sobre todas las herramientas disponibles, pero, no las utilices todas juntas, si no, utilizá las que más te convengan.
  • Hacé networking: esto es participás de cursos, eventos, charlas que amplíen tus conocimientos y tus contactos.
  • Evaluá en qué lugares harías publicidad (como si el dinero no fuera el problema), pedí presupuestos, y, cuando los ingresos sean suficientes tené en cuenta re-invertirlo en estos lugares. Podés armar campañas en adword y en las redes sociales por ejemplo, publicar un aviso en una revista especializada, etc.
Éxitos!!!

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Querés emprender? tirá la vaca por el barranco

Si tenés mucho miedo a dar el paso, este cuento te va ayudar. Espero que lo leas con mucha apertura mental.

"Hace muchos muchos años, en un monasterio chino vivía un aspirante a monje con muchos deseos de aprender. Un día, su maestro le dijo que iban a viajar. Estuvieron andando unos cuantos días y finalmente llegaron a un pueblo dónde vivía una familia muy humilde. Les pidieron alojamiento y comida y la humilde familia les acogió y compartieron con ellos lo que tenían. El aspirante a monje les preguntó cómo subsistían. El cabeza de familia le dijo: tenemos una vaca. El aspirante le miró con interrogación y el hombre le dijo: la vaca nos da todo lo que necesitamos, nos da leche, nos da queso que luego cambiamos por otra comida, y ya está.

Por la noche, el monje le dijo al aspirante: ahora, cuando estén dormidos, tira la vaca por el barranco. El aspirante asombrado contestó: pero cómo voy a hacer eso? La vaca es lo único que tienen y es su sustento! El monje no dijo nada, se dio la vuelta y se fue. El aspirante estuvo mucho tiempo pensando qué debía hacer, y como respetaba mucho a su maestro, fue a buscar a la vaca y la espantó para que se fuera. Luego le entró tanta culpabilidad que se fue y no volvió al monasterio.

Pasó días viajando y pensando en la pobre familia que se había quedado sin su sustento principal. Siguió viajando y pensando y decidió trabajar y ahorrar para algún día comprarles una vaca. Se sentía muy culpable.Al cabo de unos años, después de trabajar duramente y reunir el dinero para comprar la vaca, el aspirante volvió al pueblo. Se acercó a donde estaba la humilde casa y vio un coqueto hotel, rodeado de un gran huerto, un lago y patos nadando en el.

Se acercó al hombre que estaba sentado en la entrada y preguntó: ¿aquí vivía una familia muy humilde hace unos años que tenían una vaca? El hombre le miró y dijo: si, somos nosotros. El aspirante lo miró y dijo: pero cómo han prosperado tanto? El señor le dijo: un día, la vaca de la que vivíamos desapareció. Al principio nos preocupamos mucho, ¿de qué ibamos a vivir? y entonces tuvimos que pensar. Vimos que nuestra tierra era muy buena para plantar verduras, y pusimos un huerto que floreció y dio frutos en seguida. Con las verduras hicimos intercambio por otros alimentos, y el resto las vendimos. Con el dinero que ganamos compramos algo de ganado, y los vendíamos, y con ese dinero pudimos ampliar la casa y alquilar habitaciones ya vé! ahora tenemos el único hotel de la ciudad!"Cuál es la "vaca" que te limita para emprender?"

Puede ser la comodidad, el miedo a perder lo que tenemos, la incertidumbre por lo que vendrá... Muchas veces dejamos pasar nuestros sueños y hacer lo que nos gusta y preferimos seguir atados a la "vaca" que nos hace sentir seguros, y no nos damos cuenta de todo el potencial que tenemos para hacer lo que nos gusta.

Tirá tu "vaca" y decidí emprender. Siempre que tengo que tomar una decisión pienso "qué es lo peor que me puede pasar?". Te vas a dar cuenta que nada es tan malo como parece y que lo peor no es lo peor.

Éxitos!!!

jueves, 10 de noviembre de 2011

Gestioná tus proyectos con éxito

Armar un Plan de negocios, poner en marcha un emprendimiento, armar un plan de marketing, etc. son todos proyectos, para poder trabajar en ellos y no morir en el intento te recomiendo que sigas los siguientes pasos y que escuches el audio que te adjunto, proviene de mi programa radial "Tu consulta no molesta. Profesionales que hablan tu mismo idioma".

En todo proyecto encontramos 3 etapas:

1. Definición del objetivo: qué quiero lograr con este proyecto. Ejemplo: armar un plan de negocios.
2. Planificación: armamos el camino, es decir estructuramos cómo vamos a llegar a alcanzar el objetivo. Establecemos los recursos que necesitaremos: tiempo, equipo de trabajo, dinero, entre otros.
3. Ejecución: realizamos todas las acciones planificadas.

Termina con la entrega, la puesta en marcha, y los controles. Ej. si armé el proyecto para dar una capacitación, es importante hacer encuestas y procesarlas.

Berto Pena nos da consejos para que gestionemos con éxito los proyectos en su artículo: 5 ingredientes clave para gestionar mis proyectos, para ver el artículo click aquí

Aquí tenés el audio directo, si lo querés bajar click aquí


Éxitos!!!

lunes, 31 de octubre de 2011

"Terceros" en mi negocio: ¿socios, aliados, empleados o asesores?

La elección no es fácil, aunque si comenzamos comprendiendo que no lo sabemos todo y lo podemos todo, entenderemos que tarde o temprano necesitaremos ayuda externa (por externa me refiero a fuera de nosotros mismos).

Me ha pasado muchas veces trabajando con mis clientes que toman decisiones de incorporación de personal cuando ya no dan abasto, las presiones son muy altas y la capacidad analítica y decisoria no son las mejores por el nivel de estrés; el resultado: consecuencias terribles y difíciles de revertir.

Para que no te suceda te propongo que reflexiones: ¿cuáles son tus capacidades y habilidades? ¿qué es lo que te gusta hacer y qué no? ¿cuáles son tus recursos? Como lo veo, cuando se trata de incorporar a “terceros” se debe a: falta de dinero (buscando inversores o socios capitalistas), demasiado trabajo (contratando empleados) y/o falta de capacitación (contratando asesores).

Poniendo atención a tus necesidades y pensando sobre las consecuencias de cada opción, se te hará más fácil decidir y tomar el riesgo. Por ejemplo, si la necesidad es “dinero” para “materiales”, puedo optar por un socio capitalista, la incorporación del socio la veremos en el próximo párrafo, pensemos en la consecuencia de esa inyección de dinero: más trabajo, más movimiento administrativo, la pregunta entonces es: ¿cuento con el personal para afrontar esto, qué otras movidas deberé realizar? Muchas veces, no pensamos en esto.

Tipos de ayuda, pros y contras

Dependiendo de la necesidad puedo:
  • Incorporar socios y/o socios capitalistas: sobre todo que nos complementen en aquellas habilidades y capacidades en las que somos débiles. La ventaja es que tendremos quien se ponga la camiseta y colabore con nosotros, no nos sentiremos solos. La desventaja es que deberemos compartir decisiones, y tal vez, no estamos preparados. Además deben estar bien repartidos los roles para que no haya superposiciones y dobles discursos.
  • Hacer alianzas: podemos firmar alianzas con otras empresas. Nos acompañarán en lo que necesitemos ye cuando lo necesitemos, pero, no serán parte de nuestro equipo.
  • Inversores: cuando necesitamos capital es una buena forma de conseguirlo. Nos facilitarán el dinero, siempre que consideren que el proyecto es escalable (muy rentable) y que habrá una salida si las cosas no salen bien. Pedirán informes y seguramente se involucrarán en la empresa, sobre todo, en la toma de decisiones.
  • Tercerización: hay momentos en que los empleados con los que contamos no son suficientes, pero, la situación financiera no es constante (sobre todo en productos estacionales), lo mejor es contratar por trabajo en particular. Hay que tener mucho cuidado en firmar un contrato en donde se estipule el tipo de trabajo, horarios, resultados esperados y honorarios.
  • Empleados: es una de las decisiones más difíciles de tomar, sobre todo en Argentina, en donde los costos laborales son muy altos y la industria del juicio está a la orden del día. Te aconsejo evalúes muy bien para qué vas a necesitar empleados, te informes sobre los sindicatos que los nuclea y busques ayuda en un selector.
  • Asesoramiento: nos ayuda a ver las situaciones con otras perspectivas. Nos complementan en capacidades que nosotros no tenemos y para temas puntuales. Es una forma de tercerizar muchas veces sin tener que recurrir a un socio.
Lo más importante es que reflexiones en esto antes y no cuando el estrés, las presiones y los problemas te abrumen tanto que no puedas decidir con racionalidad. Y si estás aquí, buscá asesoramiento, no decidas por tu cuenta ya que después podés arrepentirte.

sábado, 29 de octubre de 2011

Curso presencial: Comenzando tu emprendimiento

Comenzando tu emprendimiento: dirigido a emprendedores que están comenzando a transitar el camino y a quienes desean obtener herramientas para llevar adelante el mismo.

Temario:

• La idea de negocio y la factibilidad: análisis y correcciones
• Estructura interna: procesos, equipo de trabajo y estructura jurídica (impuestos, sociedad, etc.)
• Marketing: diseñando un plan de implementación a medida teniendo en cuenta mis recursos y las herramientas de comunicación que hay a disposición
• Finanzas: planificación de los recursos y cómo obtenerlos
• Estrategia: imagen e identidad, modelo de negocio, determinación de objetivos y comunicación (interna y externa)

Fecha: martes 8 y 15/11 Lugar: Maipú 812 10mo E - Capital Federal - Argentina
Horario: 18 a 20 hs
Inversión: $ 160 (inscribiéndote antes del 31/10 inclusive $ 120)

Cupos limitados – requiere inscripción previa con reserva del lugar anticipada enviando mail a capacitacion@gdconsultora.com.ar

Te dejo el link para inscribirte por Eventioz: https://eventioz.com/events/comenzando-tu-emprendimiento

Podemos financiarte el curso, consultános!!! Y acordate que en nuestros cursos siempre hay una sorpresa extra para nuestros alumnos.

Entregamos certificado de asistencia.

Todo nace de una idea que no quedó en idea!!!


martes, 11 de octubre de 2011

Presupuestos económico y financiero

Presupuestar quiere decir presuponer la evolución tanto en rentabilidad como en efectivo de mi proyecto/negocio.

En este post te cuento cómo tenés que presupuestar y qué necesitás para hacerlo, tomando como premisa que tenés proyectadas las ventas (y los ingresos) ya sea producto de tu investigación de mercado y/o de las estadísticas por ventas históricas.

Hay dos tipos de presupuestos básicos: económico y financiero. Armar estos presupuestos te van a ayudar a analizar en dónde estás, adónde vas, cómo querés/podés ir (estrategia y planificación) y por supuesto, a tomar decisiones anticipadas. Ya que si en tus proyecciones tenés un faltante de dinero entonces deberás evaluar si pedís prestado, a quién, cuáles serán las condiciones, etc. O tal vez te das cuenta que la rentabilidad que suponías para tu proyecto no es tal.

Presupuesto económico: en este presupuesto pondrás: Ingresos por ventas (sin Iva), basándote en las proyecciones que te da tu histórico y/o tu investigación de mercado, restás descuentos y comisiones, costos variables, costos fijos (Monotributo), impuestos directos (ganancias) y vas a saber cuánto te queda de ganancia (rentabilidad). Acá tenés que utilizar un criterio que es que “va” lo que puede suceder en el mes, no importa cuándo lo cobrás o lo pagás. Por ejemplo: alquilás un local, todos los meses hay que pagar el alquiler, puede pasar que, por un tema contractual, el alquiler del mes 2 se paga el mes 3, en el presupuesto económico se toma en el 2.

Presupuesto financiero: acá si tenés que tener en cuenta el momento en que cobrás y pagás y todos los impuestos. Es simple: se toman todos los ingresos, se restan todos los egresos y obtengo el saldo: positivo o negativo. Si es positivo quiere decir que tengo resto de dinero para comenzar el mes siguiente, si es negativo quiere decir que me faltará dinero y debo ver cómo consigo efecto o plazos de pago. El manejo de este presupuesto es similar al manejo que se hace en la caja diaria.

En un post anterior (click aquí) te conté sobre la clasificación de los costos, eso te va a ayudar a volcar la información a los presupuestos.

Algunas consideraciones:
  • Presupuestar es planificar, por lo tanto te recomiendo que “juegues” con los números y evalúes escenarios.
  • Contemplá también tu sueldo en el presupuesto.
  • Considerá las políticas de cobros y pagos, las de tu proyecto y las de tus proveedores, por ejemplo: el proveedor de materiales permite que paguemos con cheque a 30 días, cobramos al contado efectivo únicamente.
  • Recordá, si estás en inversión inicial, calcular el “capital de trabajo”, esto es materiales y sueldos básicamente. Esto se verá reflejado como un aporte de dinero.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Evaluación y clasificación de costos del emprendimiento

Cuando estamos analizando los “números” de la empresa (uno de los pilares de todo negocio) es importante comprender qué información necesito y cómo la voy a clasificar para luego comenzar a trabajar los presupuestos (económico y financiero) así como también diferentes análisis como ser el Punto de equilibrio, determinación de VAN, Tir, período de pago (payback), entre otros.

En este post te voy a ayudar a clasificar los egresos que tendrás en tu emprendimiento. En primer lugar tendrás que evaluar qué necesitás para arrancar y hacer un listado e incluir todo lo que consideres: instalaciones, mobiliario, personal, materiales, etc. Y por supuesto conocer sus precios (para ello habrá que pedir presupuestos, cotizaciones, listas de precios, etc.).

Vas a tener un largo listado y todo mezclado. El segundo paso será clasificar lo que tenés en ese listado según el concepto:
  • Inversión inicial: qué necesito para poner en marcha el emprendimiento/proyecto. Por ejemplo comprar máquinas. Las compro una vez y quedan en el inventario, o por ejemplo el registro de una marca.
  • Costos Variables: Son los costos que tenemos solamente si realizamos nuestras actividades. Están directamente vinculados con las variaciones de precios y nivel de ventas. Ejemplo: materias primas, sueldos de operarios, comisiones de ventas.
  • Costos Fijos: Son los costos que incurrimos independientemente si realizamos nuestras actividades o no. Son costos necesarios para realizar nuestras actividades. Ejemplo: alquiler del local, sueldos.
  • Gastos: los gastos no podemos clasificarlos como costos fijos o variables, pero incurrimos en ellos para poder operar. Ejemplo: gastos de administración, de comercialización, de financiamiento.
Ejemplo:

Una vez que tengo todo armado, el siguiente paso es evaluar qué recursos necesito y cómo los voy a conseguir. Para ello necesito presupuestar, te lo voy a explicar en el próximo post.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Ser emprendedor, ser proactivo

Ser proactivos significa tomar la iniciativa siendo responsables frente a lo que decidimos hacer. Responsabilidad, para Stephen Covey, es una palabra que hace alusión a las palabras "responder" y "habilidad", habilidad para elegir la respuesta.


Quienes son proactivos no se quejan de las condiciones del entorno, al contrario, no se dejan condicionar sino que eligen no dejarse influir. No reaccionan sino que accionan y cambian esas condiciones.

Hay personas que se ponen mal si el tiempo es malo, son felices si alguien las trata bien, se ponen muy tristes si alguien las trata mal o las critica, conocés personas así? Las personas proactivas se conocen y están como deciden estar y por eso las oportunidades se les "cruzan" como por "arte de magia", la realidad es que no es magia.

Emprender implica encontrar oportunidades en el mercado. Si no vemos esas oportunidades es porque tenemos que cambiar la perspectiva. Enfocáte en observar y analizar: qué falta? qué necesita la gente? cómo puede solucionarles los problemas? cómo se vive? cómo vive tal tipo de personas? ... Vas a ver que el mundo está lleno de oportunidades.

Te propongo que respondas honestamente estas preguntas:

1. Conocés tus fortalezas y tus debilidades?
2. Tomás tus propias decisiones?
3. Estás dispuesto a aceptar retos y desafíos?
4. Actuás con determinación para lograr tus metas?
5. Te motiva buscar o crear nuevos escenarios?
6. Disfrutás tomando decisiones y emprendiendo la acción?
7. Te gusta asumir riesgos?
8. Te anticipás a las situaciones?
9. Tenés una actitud positiva frente al cambio?
10. Te fijás objetivos positivos, realistas y desafiadores?
11. Pensás que los errores son una ocasión para el aprendizaje?
12. Superás los obstáculos que se interponen en la consecución de tus objetivos?
13. Sos capaz de cambiar tus planes si algo no sale de acuerdo a lo planeado?
14. Encontrás siempre nuevas opciones y alternativas para resolver problemas?
15. En momentos de crisis sos capaz de actuar rápida y decididamente?

Cuantos más SI tengas más cerca estás de ser una persona sumamente proactiva.

Fuente: "Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva" de Stephen Covey (Paidós, Bs.As., 1999). Las preguntas me las facilitó el Profesor Jorge Alonso.

jueves, 1 de septiembre de 2011

El futuro que se viene según Santiago Bilinkis

Este es una charla que dió Santiago Bilinkis hablando sobre los avances de la tecnología y qué futuro se puede predecir. Muy interesante desde muchos puntos de vista: a nivel de ideas y oportunidades, a nivel social, a nivel cultural, a nivel ético y moral, etc.

Lo cierto es qué: poder proyectar el futuro, estar atentos a las investigaciones del presente, las implicancias sociales que tiene todo lo que está sucediendo (ejemplo redes sociales), entre otros, nos presentan un caudal de ideas de negocio infinitas. Sólo hay que empezar a observar, prestar atención y pensar en función de "qué se va a necesitar y qué va a querer el ser humano".

A título personal considero, como reflexión, que todo lo externo puede llegar a ser reemplazable (materia) pero hay cosas como la memoria familiar y social, la psiquis (que se construye acorde a las vivencias) y la intuición difícilmente lo sean, eso hace que seamos diferentes unos de otros y, sobre todo, nos hace humanos.

El futuro será lo que construyamos. Les dejo el video.


Agradezco a Daniel por hacérmelo llegar para compartirlo.

Lic. Gabriela Dobler

sábado, 27 de agosto de 2011

Programas Sepyme (financiamiento)

Te dejo algunos programas de la Sepyme para financiarte.

PACC Emprendedor

Si tenés una idea para comenzar un emprendimiento o iniciaste un proyecto empresarial hace menos de 2 años y necesitás ayuda para consolidarlo o hacerlo despegar, la Sepyme puede asistirte con Aportes No Reembolsables (ANR), a través del Programa de Apoyo a la Actividad Emprendedora (Pacc Emprendedores).

La Sepyme tiene como objetivo la creación y desarrollo de empresas en los sectores industrial, de servicios industriales, de tecnologías de la información y la comunicación y de investigación y desarrollo.

Los proyectos presentados por los Emprendedores interesados, deberán a su vez, perseguir al menos uno de los siguientes objetivos: la creación de valor agregado, el aumento de la escala productiva, la creación de puestos de trabajo, la industrialización de economías regionales, la innovación tecnológica y/o la investigación y desarrollo.

Como Emprendedor, podés recuperar, a través de ANR, hasta el 85% de la inversión en maquinaria, herramientas, muebles y útiles o materias primas o del costo de investigaciones de mercado y asistencia técnica necesarias para iniciar o desarrollar un nuevo emprendimiento, entre otras actividades. El Programa evaluará la consistencia del emprendimiento y sus actividades para determinar la aprobación.

Monto máximo a subsidiar $110.000 o el 85% del proyecto (el que resulte menor).

Destinatarios: Emprendedores que tengan un Plan de Negocios o Empresa Jóvenes con menos de 2 años desde la primer venta facturada, en las actividades elegibles por el Programa.
  • Cuenten con vocación emprendedora
  • Demuestren formación o experiencia
  • Cuenten con el aval de una institución prestigiosa
Se excluyen aquellos proyectos cuyos objetivos no sean la generación de valor agregado, empleo o que no sean innovadores, y en particular cuyas actividades sean de intermediación financiera, de seguros o de servicios profesionales.

¿Cuál es el procedimiento para la presentación de un proyecto? Presentación de idea proyecto. Elegibilidad. Compromiso de respuesta: 96 horas. El emprendedor debe completar sus datos o los de su emprendimiento. Luego debe completar y enviar el Formulario Idea-Proyecto/Resumen ejecutivo que contiene información indispensable para evaluar la elegibilidad del mismo.

Más información hacé click aquí.


Capital Semilla

El Programa para el Desarrollo de Jóvenes Emprendedores apoya a jóvenes de 18 a 35 años, que tengan una Idea Proyecto o un Plan de Negocios en los sectores de Industria, servicios industriales, TICs e Investigación y desarrollo con el aporte de Capital Semilla (Préstamo de Honor)

Los beneficios dependen la categoría en la que el emprendedor se ubique:


Idea Proyecto:

Categoría 1: Incluye a aquellos Jóvenes Emprendedores que tengan una Idea Proyecto y necesitan recursos para profundizar la etapa de investigación previa a la puesta en marcha del negocio. Hasta $ 15000.

Puesta en Marcha:

Categoría 2: A esta categoría podrán aplicar los Jóvenes Emprendedores que tengan un Plan de Negocios formal y necesiten el “Capital Semilla” para realizar la primera inversión y de esta forma poner en marcha su negocio. Hasta $ 30000.

Categoría 3: Orientada a los Jóvenes Emprendedores que ya han puesto en marcha su actividad empresarial, realizaron inversiones, han realizado ventas, y necesitan el “Capital Semilla” para consolidar sus empresas. Se incluyen en esta categoría a los Jóvenes Emprendedores cuya actividad empresarial, al momento de la presentación de la solicitud, tenga una antigüedad menor a 24 meses contados desde la primera venta registrada ante la Administración Federal de Ingresos Públicos. Hasta $ 60000.


Destinatarios del Programa
  • Jóvenes Emprendedores de 18 a 35 años
  • Que tengan una Idea Proyecto o un Plan de Negocios en los sectores de Industria, servicios industriales, TICs e investigación y desarrollo
  • Cuenten con vocación emprendedora
  • Demuestren formación o experiencia
  • Tengan una idea proyecto o un plan de negocios
  • Cuenten con el aval de una institución prestigiosa
  • Se comprometan a invertir el “Capital Semilla” en los conceptos necesarios para plasmar la “Idea Proyecto” en un plan de negocios o bien para poner en marcha o desarrollar su “Plan de Negocio”.
  • Se comprometan a la devolución del Capital Semilla recibida en base a sus resultados
Mas información click aquí.


Programa de Crédito Fiscal para Capacitación


Una herramienta orientada a todos los integrantes de una pyme, que permite reintegrar hasta el 100% de los gastos incurridos en actividades de capacitación. Toda pyme puede solicitar reintegros (para sí o para otra pyme) hasta el 8% de su masa salarial. Las grandes empresas podrán ceder su beneficio para capacitar a pymes hasta el 8% de su masa salarial.

Podés obtenerlo en sólo 4 pasos muy fáciles:

1. Presentación del Proyecto: La empresa debe, una vez registradas la Empresa y la UCAP, completar y enviar el formulario de Proyecto de Capacitación, incluyendo una breve descripción de sus objetivos y la/s actividad/es de capacitación que contribuyan al cumplimiento de los mismos.

2. Evaluación del proyecto: Si el proyecto fuera pre-aprobado, se le comunica a la empresa los términos del mismo y se le solicita la documentación respaldatoria. En caso de no ser pre-aprobado, se notifica la evaluación y las posibles recomendaciones para su reformulación.

3. Aprobación y Ejecución de la capacitación.

4. Rendición de Cuentas y Reintegro: Las empresas presentarán las rendiciones de cuentas de los gastos incurridos a medida que se ejecuten los proyectos de Capacitación. Máximo una (1) rendición por proyecto presentado. La Sepyme reintegra hasta el 100% de los gastos rendidos a través de un certificado de Crédito Fiscal o Bono Electrónico que puede aplicarse al pago de impuestos nacionales (Impuesto a las Ganancias, Ganancia Mínima Presunta, IVA, Impuestos Internos, etc.). Es endosable y tiene una vigencia de 24 meses desde su emisión para ser utilizado en AFIP.

Más información click aquí.
GD Consultora (promotora de Decidí emprender) está registrada en la Sepyme como UCAP para ayudar tanto en áreas de asesoramiento como de capacitación. No dudes en consultarnos. Mail: info@gdconsultora.com.ar

jueves, 25 de agosto de 2011

El éxito y el emprendedor

Qué es el éxito? Según la Real academia española es: el "resultado feliz de un negocio, actuación, etc."; la "buena aceptación que tiene alguien o algo"; el "fin o terminación de un negocio o asunto".

La pregunta que me hago es: con respecto a qué, con respecto a quién, quién decide si uno es o no exitoso. Éxito es tener miles de seguidores en twitter, o muchos amigos en facebook, tener un negocio millonario, tener una familia, hacer muchos viajes...? Y te puedo decir que depende de cada uno, de los sueños de cada uno, de las aspiraciones de cada uno.

El éxito sólo se puede medir cuando nos comparamos con alguien, y aquí está el peligro: si nos comparamos con una persona que tiene mucho dinero, fama, etc. y no logramos llegar nos sentiremos fracasados, nuestras vidas no tendrán sentido y la depresión se apoderará de nosotros.

Te pido que reflexiones como emprendedor cuál es tu sueño, adónde querés llegar, qué tenés que superar en vos mismo para llegar a conseguir tus objetivos. No se es exitoso ni se es un fracasado, si medimos nuestra existencia con estos parámetros, es posible, que la dicha esté siempre lejos. Te propongo trascender y luchar por tus sueños, poniéndote objetivos "realizables" y buscando el equilibrio y la superación personal.

Te dejo este video muy interesante acerca del éxito. Y agradezco me comentes qué es el éxito para vos.


Lic. Gabriela Dobler

viernes, 12 de agosto de 2011

¿Qué estructura debo darle a mi emprendimiento?

Las empresas son organizaciones conformadas por personas, vaya novedad! ( me pregunto por qué muchas veces esto no se tienen en cuenta). La estructura va a depender de las personas que la conformen, del tamaño, la ubicación, la relación laboral, la fabricación, los procesos, el tipo de clientes, los proveedores, la tecnología, entre otros.

El objetivo de todo negocio es generar rentabilidad y autosustentabilidad. Luego, la visión y la misión, dependerá de los valores, sueños y creencias de sus fundadores. La estructura, como primer punto a tener en cuenta, debe acompañar y fomentar los objetivos, la misión y la visión.

Un organigrama es un mapa de cómo está estructurada: verlo y analizarlo nos dará pautas de cómo es la autoridad, las jerarquías, la flexibilidad (o no), organización de tareas, funcionalidad, etc. si nos encontramos frente a un organigrama como el de la imagen (el más común de todos) nos muestra una estructura altamente jerárquica, de funciones bien establecidas, con una línea de mando bien directa y, sabemos quién toma las decisiones y qué tipo de decisiones (el Gerente financiero no tomará decisiones con respecto a la fabricación, sino con respecto al manejo de los fondos).

El gran tema es que muchas veces sucede que este organigrama no sirve si el tamaño de la empresa es pequeño y la misma persona hace trabajos administrativos, maneja los fondos y atiende los llamados. Muchas tareas se reparten de manera muy diferente a las establecidas por un organigrama, por una cuestión de recursos o de capacidad de las personas que trabajan. Si nos encontramos frente a una persona que tiene muy buenas relaciones interpersonales, nos interesará no sólo que atienda el teléfono, sino que también, capacitación mediante, maneje nuestras comunidades en las redes sociales y al revés, se puede definir de antemano el perfil buscado. Si a esa persona la dedico solamente a ser secretaria estaría perdiendo un gran valor humano.

Con esto quiero decir qué, la estructura de la empresa tiene que ser una combinación entre las tareas y actividades más importantes y las capacidades de las personas que trabajan en la empresa. Por tanto la misma debe ser flexible y acomodarse para cumplir el objetivo, la cultura (que deviene de la impronta personal de sus fundadores y de las relaciones que se dan entre las personas que trabajan para el negocio) y el liderazgo, se encargarán de mantener cohesionado al equipo.

Modelos de estructura y organigrama
  • Lineal: dueño y sus empleados en línea directa. Habla de estructura chica y convencional.
  • Matricial: si bien hay una autoridad, la empresa se maneja por proyectos, asignando responsables, recursos y objetivos.
  • Funcional: se definen los procesos y en base a los mismos se asignan personas y recursos.
  • Por producto: se asignan recursos y personas según el producto, muy utilizado por las grandes empresas.
  • Territorio: se define según done la empresa opera y las características de la zona. Clientes: se asignan recursos y expertos según los clientes.
Pueden ver un artículo muy completo sobre organigramas, formatos y estructura en Gestiópolis click aquí

Las estructuras pueden ser centralizadas (todo converge en una persona que detenta el poder y toma las decisiones) o descentralizadas (son varias las que detentan el poder y toman las decisiones), rígidas o flexibles, orientadas al cliente o no, etc. Lo más importante es que sea funcional y coherente, que muestre cómo trabaja la empresa, su cultura y su alineación con la misión y la visión.

Todo esto tenés que tenerlo en cuenta al pensar cómo vas a trabajar, cómo vas a contratar al personal, cómo te vas a relacionar con tus clientes y proveedores, y sobre todo, cómo será tu modelo de negocio.

Hoy nos encontramos frente a factores y tendencias que inciden en nuestra forma de trabajar: ciudades cada vez con menos espacio, jóvenes que buscan su experiencia y no ponerse la “camiseta” de la empresa, globalización y comunicación al instante, herramientas para estar en contacto con empleados, proveedores y clientes on-line, sea donde sea que estén: redes sociales, chats, videoconferencias… Nuestra empresa tiene que incorporar estos conceptos y estas tendencias y re pensar la forma de trabajar y de delimitar las tareas y actividades.

Mi consultora (GD Consultora) funciona de una forma totalmente flexible: en primer lugar no tengo oficina, no la necesito (tuve y me di cuenta que sólo la tenía porque “los profesionales tienen que tener oficina”) si quiero hacer reuniones, o dar cursos, o charlar con mi cliente (generalmente los profesionales tenemos que ir adónde está, y la mayoría de las veces el chat y las videoconferencias son más que suficientes para estar comunicados y resolver temas) alquilo lugares preparados para tal fin, los profesionales que forman parte del equipo son convocados según el proyecto (cliente), y que a su vez, trabajan con su propio equipo, tengo una asistente “virtual” que resuelve todo desde su casa y trabaja acorde a lo que voy necesitando, sin sueldo fijo. Por supuesto estoy hablando de una empresa de servicios, diferente es cuando se fabrica un producto, ahí hay que pensar muy bien las tareas y actividades para evaluar qué es lo más conveniente, ya que una parte necesita instalaciones, otra no, y si la necesitara, no tienen por qué estar juntas en el mismo lugar.
La cuestión es tener menos costos fijos, buena rentabilidad y excelente atención y llegada al cliente.

Lic. Gabriela Dobler

jueves, 4 de agosto de 2011

El análisis FODA: mucho más que un listado

Efectuar un análisis FODA significa evaluar las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas del emprendimiento o proyecto. Fortalezas y Debilidades que tienen que ver con el emprendimiento en sí (y podemos agregar lo propio del dueño o dueños), Oportunidades y Amenazas que tienen que ver con el entorno. Utilizar este método es muy sencillo, hay que hacer un listado poniendo en:
  • Fortalezas: todas las actividades y procesos que se realizan satisfactoriamente y que agregan valor a la empresa y al trato con los clientes.
  • Oportunidades: necesidades de los clientes, políticas económicas favorables, todo aquello que generen posibilidades de crecimiento.
  • Debilidades: aquellas características o actividades dentro del emprendimiento que pueden devenir en una desventaja: procesos ineficientes, falta de tecnología, por ejemplo.
  • Amenazas: lo contrario a lo que se lista en oportunidades, aquellas políticas económicas que perjudiquen, cambios socioeconómicos a los que habrá que amoldarse, inflación, aumentos, etc.
Esta herramienta funciona sólo sí somos capaces de identificar las “variables” que afectan a mi proyecto (directa o indirectamente). Las mismas surgen del análisis y un exhaustivo estudio tanto del exterior como del interior. Esto es, desde el exterior: clientes, competidores, productos complementarios, productos sustitutos, mercado en sí (hablamos en un artículo sobre evaluar el sector en el que se va a operar click aquí), también, tenemos que pensar en las tendencias socio-culturales, tecnología, leyes, economía estatal, etc. Y, desde el interior: lo propio del proyecto: competencias, habilidades y capacitación de sus dueños, equipo de trabajo, recursos, etc.

Una vez que encontraste las variables que inciden en tu proyecto, vas a poder armar tu matriz FODA y ponderar para ver en dónde estás parado, esto es ponerles un valor, porque al visualizar todo en forma más resumida y en números, podremos entender mejor cuál es la estrategia que nos conviene.

¿Cómo pondero?
  • Armo el listado de variables que realmente hacen al proyecto
  • Pongo un (-) si esa variable representa una debilidad o una amenaza, pongo un signo (+) si la variable representa una fortaleza o una oportunidad
  • Analizo el impacto que tiene en el proyecto tomando un parámetro 1 a 5 (1 es poco y 5 es mucho), esta parte requiere de mucha objetividad
  • Multiplico y el número me determina en donde caigo en la matriz
  • Analizo las variables más importantes que más inciden y ya se puede evaluar la matriz FODA
Les dejo el gráfico para ver cómo se hace la ponderación y la matriz.


El gráfico de FODA nos dice en dónde nos encontramos, por supuesto evaluamos según el criterio de mayor cantidad de oportunidades y fortalezas, frente a mayor cantidad de debilidades y amenazas.

Estar en ventaja estratégica implica que estamos frente a un emprendimiento fuerte y con grandes posibilidades de éxito; si caemos en trama estratégica, implica que tenemos que rever ya que el riesgo es demasiado alto.

Lo más importante del análisis FODA es que todo se puede trabajar, podemos convertir una debilidad en fortaleza, una amenaza en oportunidad. Todo siempre depende del cristal con que se mire, pero sobre todo, en cómo hacemos nuestros análisis, y con cuánta objetividad nos manejamos.

Fuente: Jorge Vázquez: Dirección eficaz de PYMES (Macchi, 2003). Se los recomiendo.

Lic. Gabriela Dobler

miércoles, 27 de julio de 2011

Innová con tu modelo de negocio

Definir qué es un modelo de negocios es responder a la pregunta “Cómo”:
  • ¿Cómo gestionás tu empresa?
  • ¿Cómo es la estructura interna?
  • ¿Cómo agregás valor?
  • ¿Cómo vendés?
  • ¿Cómo te diferenciás de la competencia?
  • ¿Cómo son tus servicios?
  • ¿Cómo te relacionás con tus clientes?
Todas estas preguntas hacen a la estrategia de tu empresa. Cada respuesta puede convertirse en tu modelo de negocio, ese que te diferencia del resto y a través del cual agregás valor.

Osterwalder propone que bases tu análisis en los siguientes parámetros: segmento de clientes; propuesta de valor; distribución; relación con los clientes; recursos y actividades clave; proveedores y costo de la estructura. Te dejo un artículo que lo desarrolla: click aquí.

Determinar un modelo de negocio es muy importante ya que, mientras lo vas a pensando, vas a encontrar las áreas en donde innovar y agregar valor para diferenciarte del resto.

Modelos y ejemplos
  • Mercantil: comercio tal como lo conocemos (almacén).
  • Productor: fabricación (automotrices).
  • Corretaje: seguros.
  • Afiliación: clubes.
  • Fidelización: aerolíneas.
  • Freemiun: brindan servicios básicos gratuitos y cobran por otros más avanzados o específicos (Skype, Facebook).
  • Marketing multinivel: ofrece una oportunidad de negocio a cualquiera de sus consumidores con una mínima inversión (Herbalife).
  • Subasta electrónica: Mercado Libre.
  • Tendedero: abre un local en donde están sus potenciales clientes. Este modelo se sigue usando, y, con el gran crecimiento de internet, se pueden generar tiendas online o virtuales.
  • Cebo y anzuelo: se ofrece un producto básico a muy bajo precio que se complementa con otro producto a otro precio y que requiere del mismo sí o sí (Impresora y cartuchos).
  • Comidas rápidas o fast food: Mc Donalds marcó tendencia con la estandarización para generar una comida rápida.
  • Autoservicio: lo vemos, por ejemplo, en los supermercados.
  • Suscripción: muy utilizado por diarios y revistas.
  • Co-creación: Youtube funciona gracias a los contenidos que publican los mismos lectores.
  • Franquicias: se vende el modelo de negocio, el mismo se estructura de manera tal de poder venderse.
Por supuesto se pueden utilizar varios de estos modelos en uno solo (algunos aquí mencionados son una mezcla). Los que menciono son sólo algunos.

Tendencias e ideas

Internet, globalización, redes sociales, herramientas gratuitas, etc. nos están dando una pauta de hacia dónde vamos. Ya no importa si montamos una gran oficina o si cada uno trabaja desde casa. Lo importante es que el cliente obtenga lo que necesita, en el momento que lo necesita y en el lugar que lo necesita, esto último puede ser en un shopping o en la puerta de su casa. Siempre agregando valor y comunicándolo estratégicamente.

Se pueden armar grandes redes tan sólo con una computadora. Esto está cambiando radicalmente el modelo de negocio, sobre todo por cómo trabajamos y cómo vendemos. Por supuesto, si se fabrica un producto, es necesario tener un lugar físico, lo que no implica que la misma esté en un solo lugar. La oficina puede ser cada hogar y los espacios de reunión con clientes; proveedores y asociados (en el caso de no poder reunirse por videoconferencia) pueden alquilarse. Estoy segura que de acá a unos años se van a armar diferentes redes de contactos a través de las cuales se harán negocios e intercambios, las compras serán cada vez más “virtuales” que presenciales.

Estamos viviendo épocas de grandes cambios y los modelos de negocios deberán adaptarse, recordemos que los dinosaurios desaparecieron.

Lic. Gabriela Dobler