martes, 6 de noviembre de 2012

Dar el salto: ¿llegó el momento? ¿cómo hago? (Primera parte)

El emprendedor se encuentra solo cuando comienza, aún cuando son socios los que empiezan, no hay jerarquías, tal vez, un mejor reparto de las tareas, pero aún así la estructura es chica y su comportamiento se asemeja mucho a quien decide emprender solo. 


Es el emprendedor o equipo emprendedor, quienes luego se convertirán en la cabeza de la empresa, los que realizan todas las tareas y toman todas las decisiones, dejando las primeras huellas culturales en la identidad de su negocio. 

Como pasa un tiempo hasta el momento de incorporar empleados, se acostumbra a que nadie le dice qué o cómo hacer, todo recae en su persona. Las registraciones son precarias, dejando que el bolsillo sea el mismo que el de la empresa, llevándose tal vez lo que se asemeja a un sueldo. No planifica mucho, el tiempo no lo acompaña, lo que hace que viva al día y tenga poco control de los recursos. 

Bajo estas circunstancias, con perseverancia y mucha voluntad, el emprendedor se va abriendo camino, y va creciendo (lamentablemente no todos crecen), las cosas comienzan a complicarse, la actividad diaria es demasiada, el agotamiento lo va llevando a replantearse muchos temas, hasta tal vez, pensar en dedicarse a otra cosa producto del estrés. 

¿Cuándo es el momento de dar el salto? 
  • Cuando solos ya no podemos 
  • Cuando aumenta la facturación y los clientes 
  • Cuando las estrategias comerciales están agotadas 
  • Cuando estamos en el momento crucial: doy el salto o me quedo como estoy 
  • Cuando comienzan a llegar propuestas de alianzas o pedidos de franquicias 
  • Cuando detectamos nuevas oportunidades: nuevos mercados, nuevos productos/servicios para desarrollar, políticas económicas favorables, etc. 
Te pido que analices en dónde estás hoy, si es el momento de crecer, o, al menos, de planificar tu crecimiento. La próxima semana te voy a dar consejos para dar el salto. 



Éxitos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario