martes, 21 de mayo de 2013

El gran desafío del emprendedor: ser diferente

El emprendedor hoy tiene que afrontar el inicio y la gestión de un negocio en un ambiente cambiante, globalizado, volátil e indeciso. La publicidad actúa como un arma que bombardea sin parar a los posibles compradores, que a su vez, se encuentran re-cargados de información.

Posicionarse (posicionamiento refiere a ese lugar que ocupa nuestra marca en la mente de nuestros clientes y/o potenciales clientes) parece (y digo parece) sencillamente imposible. ¿Cómo puedo yo – me pregunta un emprendedor – hacerme notar y no pasar desapercibido? 

En esta era en que lo que sobra es información, es importante saber decodificarla, hacer lectura de lo que quiere/necesita/desea nuestro potencial cliente y compararlo con lo que le ofrece el mercado (esto se logra estudiando a la competencia, observando, analizando, encuestando…), el resultado será el punto de inicio para lograr el valor agregado que te va a diferenciar (puede ser un atributo en tu producto/servicio, el precio, medios de pago, entrega, servicio post-venta, calidad, garantías...).

Ahora bien, es importante no solo trabajar sobre el valor agregado sino también trabajar sobre la empresa misma. Por eso, el primer paso es la imagen, es imprescindible invertir en esto (desarrollo de logo, web, portadas, tarjetas, folletos, flyers, plantillas, etc.) porque junto al nombre, al slogan, a la forma de comunicarte (desde la empresa misma: cultura y valores demostrados sobretodo), será lo que quedará en la mente de tu potencial cliente. El segundo paso es pensar y desarrollar un plan de comunicación (sin plan no hay alineación, no puede salir un slogan en un anuncio y otro en tu web). El tercer paso implementar y evaluar, la prueba y el error nos guiarán. Estos pasos “crearán” la imagen percibida por el público objetivo. 

Pero, vivimos en un mundo gobernado por los sentidos, y no todos percibimos lo mismo de la misma forma. Por eso, y, hablando de percepciones, encontrar el o los segmentos de mercado que comparten características comunes (por ejemplo adolescentes) te hará más fácil el camino.

¡Éxitos!